Crónicas del Caprimejoramigo: El secuestro de Granda

Durante sus periodos como Presidente de Colombia, el mafioso, logró la desaparición mágica de su nombre de una lista de narcotraficantes buscados por la DEA, esfumar a cientos de civiles y acusarlos de guerrilleros, plagar a Colombia de gringos, y como broche de oro, exportó la guerra.

Otorgando carácter extraterritorial a la “política” de la “seguridad democrática”, Uribe Vélez ingresó clandestinamente mercenarios a su servicio en territorio venezolano, transitaron hasta la capital de la República, secuestraron a Rodrigo Granda y se lo llevaron a Colombia. El gobierno colombiano pagó una recompensa “in cash” por esta acción, cuyo modus operandi guarda extraordinarias similitudes con los grupos paramilitares que secuestran venezolanos, cruzan la frontera y piden rescate.

La violación de la soberanía condujo a una severa crisis de las relaciones entre el Estado venezolano y el Estado colombiano. Uribe tuvo que viajar personalmente a Miraflores para hacer control de daños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s