Entre el periodismo (que me eligió) y el Teatro (que elegí):

En el año 2002, luego del golpe de Estado, yo no podía creer que una periodista reconocida por su trayectoria televisiva, Gladys Rodríguez, confesaba al lado de su esposo en un auditorio público que supo de la planificación de asesinato a venezolanos antes que éstos ocurrieran durante el golpe de Estado y optó por callarse. Porque a ella no le importó. No eran su familia. Ni siquiera sabía si le agradaban. Entonces escribiíuna nota que se llamó: señores periodistas, la actriz soy yo. Muy mala por cierto, pero yo me formé para ser actriz. Fue cuando descubrí que el periodismo de éste país secuestró la ficción. Yo empecé a escribir sobre la realidad.

Ayer, día nacional del periodista. Hoy, día Nacional del Teatro

Y un grupo de periodistas convierten su oficio en una pseudoobra, un show bufo con el que pretenden lucrarse, invitando a señoras pomposas a escuchar lo que desean oír: es decir, a denigrar nuestro arte al mercadeo y la publicidad. Tanto ayer como hoy, tengo sobrados motivos para defender la realidad y defender la ficción. Tengo sobrados motivos para seguir escribiendo, para seguir aprendiendo del oficio del periodista. Tengo sobrados motivos para seguir actuando, para seguir haciendo del teatro una obra de arte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s