El Diario El País: Un tránsito del periodismo a la dramaturgia

Acá no hay medias tintas, menos ética y menos orgullo. El Diario El país de España hace mucho tiempo dejó de hacer periodismo para hacer dramaturgia. Los venezolanos somos testigos. Desde Esquilo, la composición de la tragedia no había encontrado autores tan prolíficos. Estos derrochadores de plumas se han afanado en convertir a Venezuela en el escenario de cientos de tramas, enrevesadas, histéricas, histriónicas… y hasta esotéricas.

Ciertamente la tragedia en los griegos encaminaba al héroe de la gloria a la desgracia. Sin embargo, los “genios” del diario el país han implosionado el género y, en una cotidiana, permanente y obsesiva revisión, convierten al héroe en villano y a los villanos en una especie de representaciones terrenales de dioses torturados por el socialismo del siglo XXI.

Leímos, por ejemplo, cómo llamaron “autócrata”, “loco”, “dictador”, “caudillo” a Chávez: Jamás en la historia de América Latina -y es probable que del mundo- un líder político alcanzó una legitimidad democrática tan incontestable. Desde su llegada al poder en 1999, hubo 16 elecciones en Venezuela. Hugo Chávez ganó 15. Siempre derrotó a sus rivales con una diferencia que oscilaba entre 10 a 20 puntos. Chávez es un símbolo universal de la venezolanidad, un hombre adorado por los pobres del mundo, que lidera los procesos de liberación de miles en éste Planeta, un verdadero héroe de este siglo al que sometieron a cientos de humillaciones, incluso durante su convalescencia, cuando los dramaturgos del Diario El País publicaron una foto de la captura de pantalla de un video de youtube donde se vería el proceso de reanimación a un paciente desconocido asegurando que se trataba del Presidente venezolano. Mintieron. Y lo siguen haciendo. 

También hemos leído cómo, por ejemplo, acusan a un árbol de ser castrocomunista y atravesarse en el camino de un célebre “disidente” cubano (eufemismo muy utilizado por estos dramaturgos) con el fin de asesinarle. Con la misma originalidad han transmutado a terroristas como Alejandro Peña Esclusa y Lázaro Forero de gusanos a mariposas que al salir de su crisálida han sido perseguidas y encarceladas por el regimen bolivariano.

El ataque del Diario El País de España contra los países revolucionarios y antiimperialistas es inmisericorde, y en el caso venezolano, es a diario. Hoy, por ejemplo, grafican de este modo su portada digital para Latinoamérica: 

 

Imagen

Primer elemento de análisis: “Crisis en Venezuela”

Genérico. Ah… Que nostalgia sentimos por aquellas tragedias griegas en las que las palabras solían tener un significado. ¿Crisis? Veamos los hechos. La Venezuela Bolivariana ha procurado la universalización de la educación, habiendo erradicado el analfabetismo en el territorio nacional, según certificó la UNESCO en el año 2005. Más de un 1.500.000 personas se alfabetizaron GRATUITAMENTE con el método cubano “Yo sí puedo”. A todos se les ofreció la oportunidad de continuar sus estudios de educación primaria y secundaria. A esta fecha 822. 853 personas se han graduado de bachilleres integrales en la Misión Ribas.

El número de niños escolarizados pasó de 6 millones en 1998 a 13 millones en 2011 y la tasa de escolarización es ahora de 93,2%. Mientras tanto, en España, los niños salen a marchar en compañía de sus padres para impedir que reduzcan el número de escuelas públicas.

En las Escuelas Bolivarianas se alimentan a los niños tres veces al día: el desayuno, el almuerzo y una merienda en la tarde. Se conoce que en España muchos niños sólo reciben el alimento de las escuelas públcias, otras veces tienen que ir a comedores sociales y, en algunas escuelas privadas se les cobra el derecho a calentar la comida y el servicio de la misma.

La Venezuela en “crisis” ha conformado un sistema de salud pública accesible para todos los que se encuentren en el país. Entre 2005 y 2012 se crearon 7.873 centros médicos en Venezuela. El número de médicos pasó de 20 por 100.000 habitantes en 1999 a 80 por 100.000 en 2010, o sea un aumento del 400%. Las cifras hablan de millones de vidas salvadas. A ningún ser humano se le niega su acceso a la salud (a la vida) porque no sea venezolano: eso pasa es en la España que va “bien”.

Venezuela ostenta el salario mínimo más alto de Latinoamérica (sólo este año se incrementó en tres oportunidades). Paralelamente  se protege legalmente al trabajador a través de un decreto de inamobilidad laboral total refrendado por Chávez y aún vigente. En España hay 4.811.383 desempleados que no cuentan con el insomnio ni la solidaridad de los dramaturgos del Diario El País, a los cuales no les dicen nunca -por ejemplo- que en Venezuela está prohibido por ley la golosina y vicio del empresariado español de recortar los salarios de los trabajadores.

Y no conforme con incrementar los ingresos y proteger el salario, ahora,  el Gobierno venezolano protege al consumidor, aplicando la ley y castigando la usura y el acaparamiento.

Conclusión: “La crisis en Venezuela” es dramaturgia.

Segundo Elemento de análisis: La foto.

La foto fue tomada en Venezuela y vemos a un grupo de personas con linea blanca y bolsas de una tienda de electrodomésticos. Lo que la foto indica es que el venezolano está consumiendo artículos que no son de primera necesidad. ¿Qué pasaría si tomamos la foto en Madrid? ¿Tomaríamos la foto de la señora de la tercera edad que busca el almuerzo en la basura de la pastelería más costosa de España porque es donde merienda la realeza? ¿Tomamos la foto del joven en paro que se sienta en la calle con un cartel que reza “regalo CV”? ¿Tomamos la foto de la franquicia que te sirve la comida sobre un individual que cuenta cómo ha intentado sortear la crisis?

Conclusión: Escribimos dramaturgia sobre un país “tercermundista” y “sudaca” para no ver nuestra tragedia.

Tercer elemento de análisis: Título y Sumario

“Vamos a garantizar que el pueblo tenga televisores de Plasma”. El Presidente venezolano, Nicolás Maduro, lleva la “guerra económica” al extremo.

En la dramaturgia del diario El País es un “extremo” que el pueblo tenga capacidad adquisitiva como para obtener un TV plasma.

Conclusión: Me perdí en la trama.

Cuarto elemento de análisis y el más importante: “Saqueo, esa palabra proscrita”

Para la oposición venezolana ha sido muy importante publicitar las compras de electrodomésticos en “saqueos” con el fin de constrarrestar la percepción positiva de las medidas económicas. Ciertamente hubo un incidente de saqueoen la Tienda Daka, Naguanagua, Valencia. Se han podido conocer vínculos políticos de las personas que saquearon con grupos de oposición. ¿Estrategia? Tal vez. Genera suspicacia la sincronía entre este evento atípico, las declaraciones de Leopoldo López acusando a Maduro de convocar al saqueo, y el posicionamiento de la matriz de opinión en las redes sociales. 

Dato curioso:  Leopoldo López es socio de Uribe y José María Aznar en el Frente continental antichavista. Como se pudo conocer a principios del 2012, estos tres personajes se aliaron para derrocar a Chávez del poder. El mismísimo Álvaro Uribe viajó a España para encontrarse con Aznar y solicitarle financiamiento para la candidatura de Henrique Capriles.

La fachada pública del frente antichavista es la Fundación Internacionalismo Democrático, creada por Uribe en Washington. Aseguran ser una asociación “sin ánimo de lucro, con el propósito de promover y defender los valores de la democracia y de  la libertad en el ámbito continental y de hacer frente a los proyectos autoritarios y populistas establecidos en algunas naciones de Latinoamérica, que  amenazan con propagarse en otros países del continente con toda suerte de engaños y recursos. La fundación también pretende crear una red continental de líderes juveniles demócratas del continente”

De esta “fundación” se filtró hace poco un documento titulado: Plan Estratégico Venezolano, que contempla la generación de focos de violencia en las calles (¿Saqueo, la palabra proscrita?) con la intención de promover una invasión de la OTAN.

Conclusión: la mala dramaturgia de El país es propaganda.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s