¡Coño, Capriles, no se puede ser tan bruto!

“Hitler también lanzaba poderes especiales para luchar contra los especuladores” dice Capriles. La señora Mercedes -Ña’ Meche como le dice su hijo jodedor, para recordarle su humilde origen al tiempo que le desinfla el bótox que la rejuvenece- se emociona: “De bolas, es que venezolano que no pague en precio inmaduro es un nazi, esos marginales siempre quieren todo fácil. Cómo se le ocurre a ese “señor”, Maduro, aprobar una ley habilitante contra la corrupción, cómo se le ocurre hablar a ese obrero de una “sociedad de cómplices””

Ña’ Meche nació en Valencia, pero vive en el Estado Miranda, en una urbanización venida a menos por el basurero del “trabuco” Ocariz-Capriles. Al salir de su casa tiene que mirar al cielo para conseguir el final de la montaña de basura que su alcalde le dejó fuera. Aunque ya no tiene hijos en edad escolar, se topa con los “chavistas marginales” protestando contra el gobernador que suspende a capricho las clases en las escuelas municipales. Hasta ha dejado de tomar café con su vecina, opositora y madre de un niño de capacidad diversa, que osó recriminar a Capriles que cerrara el colegio donde el niño estudiaba: “Chavista –la acusa entre murmullos- enchufada, no comprende todos los sacrificios que hay que hacer para salir de éste rrrrrégimen”.

Ña’ Meche no se mezcla con chavistas. Luego de las elecciones del 14 de abril escribió una carta “descargando su arrechera” contra sus familiares comunistas porque “Venezuela es de todos” hasta que ella pierde las elecciones. En la misiva rompía toda su relación genética con esos “monos” a los que mandó a “quedarse con su muerto”.

Ña’ Meche tampoco se anda con cobas y cree que la vida es un gallinero vertical: los de arriba cagan a los de abajo, y ¿qué?. Y ella quiere estar arriba “ni pendeja que fuera”. Su pasado en el barrio fue borrado y su cabello “chicha” domesticado con Keratina. No tiene conflictos con ciertos adjetivos como “apátrida”, “pitiyanqui” y lleva con orgullo su gorrita “yo sí soy escuálido y qué” adquirida en la Plaza Altamira mientras meneaba las caderas al son de “tiburón qué buscas en la oriiiilla”.

Ña’ Meche defiende el arte de la demagogia por eso no se explica “¿qué carajos tiene que hacer Cocciola en Miami cuando sabe que los chavistas le tienen el ojo puesto? Por qué si Capriles le sacó el culo –EN PLENA CAMPAÑA- a su representante ante el CNE, Caldera –ese muchacho que habla tan bien, checo- por recibir un sobre de manila lleno de dólares ahora se enfrasca en defender a la pajúa esa de Aranguren, que en todo caso es una recién llegada. Coño, si Capriles se supo callar cuando los chavistas agarraron a su papá, cuadrando plata pa la campaña, ¿por qué no se calla la jeta ahora? que los chavistas están hablando de lucha contra la corrupción, y nadie puede manifestarse abiertamente en contra de eso, al menos no un carajo que dice que es candidato a la Presidencia aunque perdió las elecciones hace más de siete meses. Y ya que hablamos de números: ¿Por qué Capriles sale públicamente defendiendo a los que están vendiendo con 1000% de sobreprecio, o 3000% de sobreprecio? Y ¡HASTA NOS AUTOCONVOCA A AUTOMARCHAR POR ELLOS! Y ahora peor: AUTOMENCIONA A HITLER como si no supiera que la cocacola (nuestra autoaliada, coño, qué sería de nuestras vidas sin las cero calorías para autoayudarnos a todas) hizo un refresco especial para los países nazis. Que la Iglesia estuvo autoconforme con Hitler- y vaya que es útil la autoconferencia episcopal venezolana para la autooposición- y que hasta Hugo Boss, el mismo de los perfumes, autodiseñó el uniforme de los nazis, es decir que ¡todos en el sambil andamos autohediondos a autofascismo! Grita: ¡Coño, Capriles, no se puede ser tan bruto!”

A éste punto, Ña’ Meche ha pasado de la aloción a la alocación…suda… Suda frío. Mira al techo. Brillando en la lámpara, un bombillo ahorrador castrocomunista que no sólo la espía… sino que también… la está adoctrinando.

Anuncios

2 comentarios en “¡Coño, Capriles, no se puede ser tan bruto!

  1. maravillosamente descrita una clase media, lamentablemente muy común, con todos los detalles, quien quiera ver un ejemplo claro de esto pues que mire pa los lados en cualquier urbanización predilecta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s