El periodismo “inocente” de la Patilla: Desmontando el manual del terrorismo comunicacional

En un país rojo rojito, ser una pepa negra debe ser engorroso, supongo que tal fue la metáfora de periodista Alberto Federico Ravell, quien luego de salir por la vía de la deshonra de Globovisión, ahora se dedica a difundir contenidos por una autopista sin leyes de tránsito: internet.

La noche de ayer, su página web, conocida como “La Patilla” publica el siguiente tuit

 

Imagen

Cuando usted vista La Patilla se consigue con la siguiente “noticia“, conformada en el “testimonio” de algunos usuarios de Twitter. La mayoría de los denunciantes no tienen rostro y sus identidades no son verificables. Amparados en el principio Goebbeliano “una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”, La Patilla difunde una grave acusación basando sus “argumentos” en tres ejes:

1.- Cuentas Twitter de personas sin mayores conocimientos sobre toxicología

Imagen

 

2.- La acusación contra la FANB:

El contenido publicado por la Patilla no tiene sustento real. No es periodismo de investigación, ni acude a ningún referente importante que le permita cuestionar los instrumentos de control de orden público por parte de la FANB. Su difusión no tiene otro interés que sembrar en la opinión pública  la idea de que en Venezuela se violan los derechos humanos. Con su escandaloso titular, la patilla señala, sin pruebas al Estado venezolano de “usar”  de gases “cancerígenos”. El cuerpo de la nota, conserva cierta cautela, aunque no aseguran haber contactado a ninguna fuente oficial para confirmar la veracidad de la acusación. 

En el contexto mundial actual, tal afirmación resulta alarmante: No podemos pasar por alto que hace meses atrás, mercenarios contratados por Estados Unidos emplearon armas químicas contra la población Siria. Luego del ataque, la potencia imperial señaló al Gobierno de Bashar Al Assad de atentar contra el pueblo, escurriendo sus responsabilidades contra el adversario.

Imagen

 

3.- Un enlace fantasma:

La fuente que sirve de sustento teórico a la Patilla para formular sus acusaciones, es una página Web “Alcayata.com“.

Cuando usted visita el enlace que recomienda el artículo que analizamos, se encuentra con una descripción detallada de distintas armas de control de orden público y, hacia el final del texto, un manual detallado para personas que están dispuestas a “asociarse con la rebelión civil”

Imagen

Pero naveguemos en Alcayata.com para determinar si es un referente en la defensa de los derechos humanos o de la “lucha por la libertad y la democracia”.

Cuando usted visita este dominio, se encuentra con ésta portada aderezada con el ruido constante de una alarma:

Imagen

Si usted visita el link del lado izquierdo denominado “Dos” se consigue con textos de diversa naturaleza literaria, que nada tienen que ver con orden público, con derechos humanos, o con investigaciones de sustancias tóxicas:

Imagen

Si usted visita la sección central o la del lado derecho, ambas conducen al “Cromagnon criollo”: en el primer enlace debes acudir a “lágrimas”, y en el segundo a “zona de protestas”.

Ambos corresponden al mismo documento: un manual de tres capítulos que ofrece información a todo “luchador” que quiera enfrentarse al Estado, tips para la “rebelión civil”

Imagen

 

Imagen

Imagen

Imagen

Preguntas:

1.- ¿Por qué la Patilla fundamenta su “noticia” con fuentes no confiables?

2.- ¿Por qué la Patilla enlaza su denuncia a una página web fantasma?

3.- ¿Por qué la Patilla enlaza su denuncia a una página que NO es referente de investigación en la materia pertinente?

4.- ¿Por qué la Patilla enlaza su contenido a un manual para la rebelión civil? ¿Es que acaso este medio web se encarga de proveer de marco teórico a un sector de la población que pretende alzarse contra el gobierno y las instituciones democráticas?

5.- ¿Es acaso esto un acto de “irresponsabilidad” comunicacional o un modus operandi de un grupo que históricamente ha sido aliado de conspiraciones y agresiones contra Venezuela?

 

Anuncios

4 comentarios en “El periodismo “inocente” de la Patilla: Desmontando el manual del terrorismo comunicacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s