Nuestra luna

Bp2aGAYIMAAaait

La última frase de mi sueño:

“Es probable que Chávez se haya vuelto luna. Una luna muy particular que sea el centro en torno al cual todos orbitamos”

Y me quedo pensando que es cierto. Porque Chávez es nuestro faro mientras navegamos. Nuestra noche se vuelve más oscura cuando su presencia mengua. Cuando está pleno y absoluto, los poetas alcanzan las imágenes más hermosas. Cuando está lleno, el aire es más generoso en nuestros pulmones. Su efecto en la Revolución es como el de las mareas: Cuando estamos frente a él, nuestras aguas se crecen, y si estamos al fondo, nos quedamos cual laguna inmóvil. A veces se esconde en la noche, con su picardía traviesa, entonces es que viene un Chávez Nuevo, y otras nos arrulla en su cuna, nos guarda en su cuarto creciente, ese inmenso, en el que cabemos todas, en el que cabemos todos. Si con él se meten, nos ponemos pelúos, filosos y peligrosos como los lobos. Y si hay eclipse, y algo se interpone entre nosotros, nos ponemos más rojos.

Que sueño más bello. Me envidio a mi misma por no quedarme en ese lugar.

“Lucerito de mi llano, alúmbrame mi camiiiiino”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s