Tres pecados capitales de Obama

Barack Obama dejó –por fin- la presidencia de los Estados Unidos. Se despidió con un emotivo discurso en el que no contuvo ni lágrimas ni contradicciones. “Si no estamos dispuestos a invertir en los hijos de los inmigrantes, sólo porque no lucen como nosotros, vamos a disminuir las perspectivas de nuestros hijos, porque esos muchachitos morenos van a representar una cuota cada vez mayor de la fuerza trabajadora de los EEUU”.

No nos queda muy claro de cuál es el color de piel que ve reflejado Obama cuando se mira al espejo. Estamos seguros que no luce muy distinto a los muchachitos morenos que él observa como la clase explotada por el imperio a futuro.

El racismo del Deportador en jefe

Su palabra no la sustentan los hechos: Obama deportó a  2,5 millones de personas desde que asumió la presidencia: más que cualquier otra administración en la historia estadounidense. Su predecesor, George W. Bush deportó sólo el 23% de esa cifra. No en balde, Obama fue apodado “el deportador en Jefe” dentro de la comunidad latina estadounidense.

Deja un país en ruinas: 43 millones de personas en la pobreza, de los cuales 14 millones son menores de edad.

19,9 billones de dólares es el monto actual de la deuda pública de EEUU, que aumentó 87% durante el gobierno de Obama, según cifras oficiales.

Eso significa que la deuda pública estadounidense supera el 100% del PIB del país. Nos preguntamos ¿Por qué no aumenta el riesgo país de EEUU?

Asesinato selectivo a ciudadanos estadounidenses

En diciembre de 2011, Obama suscribió el “Acta de autorización de defensa nacional”, un instrumento que permite la detención de ciudadanos estadounidenses sospechosos de terrorismo por tiempo indeterminado, en cualquier cárcel del mundo. El Gobierno de Barack Obama, reafirmó su defensa a la política de “asesinatos selectivos” con aviones no tripulados, incluso contra ciudadanos norteamericanos considerados como una “amenaza” para la “seguridad nacional”, por ser una práctica “legal, ética y sabia”.

Por lo menos 4 ciudadanos estadounidenses fueron asesinados por drones en operativos de ésta naturaleza.

Matar como en videojuegos

A ésta lista de lecciones sobre derechos humanos, hay que agregar la estrategia Signature Strikes. Según se desprende de un artículo de Ariadna Huffington, publicado en el portal The Huffington Post, el término se refiere al ataque con drones contra a una persona que si bien no tiene un prontuario que lo señale de terrorista, su patrón de comportamiento resulta sospechoso a un militar que le observa desde el video que transmite un dron en los territorios vigilados por el imperio. Los hombres en edad militar, son los más vigilados.

La lista de la muerte

En el año 2012, The Washington Post denunció la existencia de la llamada Matriz de Disposición, una base de datos que se analizaba cada martes en reunión con el Presidente Obama para que ordenara el seguimiento, la captura, la rendición extraordinaria o la muerte de sospechosos de ser “enemigos” de Estados Unidos.

Obama, los que te sobrevivimos, no podemos sentirnos sino felices por tu despedida.

 

Anuncios

Un comentario en “Tres pecados capitales de Obama

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s