Situación de DDHH en EEUU: Informe

Bienvenidos a EEUU. Quizá quise decir Twitterland. Porque ahora desde el Presidente hasta los senadores de ese país dirimen controversias en la red social para el divertimento de sueñas bolivarianas como yo :).

El día jueves, el senador por la Florida Marco Rubio montaba una pataleta a trinos:

“Por 1ra vez en mucho tiempo la Secretaría de Estado no presentará el informe de DDHH. Espero que reconsideren”.

El senador reclama de este modo la decisión del nuevo secretario de Estado de no efectuar la rocambolesca conferencia de prensa con la que suelen acompañar la publicación del informe. ‪

No debemos olvidar que Marco Rubio inicialmente se opuso a la nominación de Rex Tillerson como Secretario de Estado. En los días previos a su audiencia, Rubio reprochó la amistad de Tillerson con Putin en su cuenta Twitter, aunque terminó votando a favor de él. Así las Card in da house.

Las críticas se hicieron sentir lo suficiente como para que un funcionario que pidió no ser identificado dijera recordó a la prensa que la ausencia de Tillerson no era un reflejo de cambios en la política estadounidense en relación a los derechos humanos pero que, tal como dijo las palabras de Tillerson en su audiencia de confirmación “el liderazgo estadounidense requiere claridad moral” para hablar de DDHH.

Le hemos tomado la palabra. Vamos a hacer una revisión de los derechos humanos en Estados Unidos. Como se ha demostrado la privacidad del ciudadano estadounidense está severamente comprometida.

Los niveles de control y espionaje a los ciudadanos ejecutados por la administración Obama no se limitaron a las telecomunicaciones, servicios de internet o de mensajería: llegaron a las escuelas.

En enero del año pasado, el gobierno de Obama desclasificó los documentos del FBI sobre el Programa Previniendo el Extremismo violento en la escuelas que caracteriza factores de riesgo tan amplios y vagos que prácticamente cualquier adolescente puede ser considerado peligroso y digno de vigilancia.

Sara Lazare escribió para Alternet:

“El FBI está instruyendo a las escuelas secundarias de todo el país a denunciar a los estudiantes que critican las políticas gubernamentales y la “corrupción occidental” como potenciales terroristas en el futuro.”

En agosto, el portal web The Huffington Post rastreó los informes de noticias sobre la brutalidad policial en las escuelas, específicamente sobre el uso de Tasers contra estudiantes entre los años 2011 y 2016. Alcanzaron a reunir 87 casos de denuncias de este tipo de agresión. Según la autora, Rebecca Klein, la cifra es “una gran subestimación porque no se informa de todos los incidentes y ninguna organización estatal o federal controla la frecuencia con la que los niños son asesinados en las escuelas”.

En el mismo período, cerca de 100 niños estadounidenses fueron asesinados por oficiales escolares, según un reporte de RT. En octubre del 2016 se reportaron 4 casos de niños y niñas atacados con pistolas paralizantes.

En relación a la población general, las estadísticas publicadas en una base de datos nacional, muestran que la cifra de asesinatos en EEUU a manos de la policía se ha elevado en 2017 en comparación con los años anteriores.

Hicimos un comparativo de corte al 10 de marzo. Los datos demuestran que hasta la mencionada fecha en 2014 fueron asesinadas por la policía 180 personas. En el mismo período del año 2015 mataron a 211, en 2016 la cifra alcanzó a 224. En lo que va de año la policía estadounidense ha asesinado a 238 ciudadanos.

Comparativo-2

¿Llamar al 911?

El Centro para la Defensa de Tratamientos emitió un informe en el que se denuncia que en los últimos años se ha ido desmantelando el sistema de atención destinado al tratamiento de los 7.9 millones de estadounidenses que padecen discapacidades mentales severas. Se calcula que, al menos 4 millones necesitan tratamiento y medicación.

Esta falta de atención, alertan, es fatal. 1 de cada 4 encuentros mortales ante la policía es una consecuencia de esta negligencia del sistema público de salud.   El informe concluye que el riesgo de que una persona con discapacidad mental sea asesinada por la policial estadounidense es 16 veces mayor a la de los demás civiles.

Una llamada al 911 puede ser peligrosa. En el mes de junio, la policía acudió a un urbanismo en el norte de Miami tras recibir el reporte de un hombre presuntamente armado. Rodearon a Charles Kinsey un terapeuta afroestadounidense que trataba de calmar a un hombre con autismo, Arnaldo Ríos, de 26 años. En el video se ve a Kinsey en el piso con las manos levantadas y se lo oye decir a la policía que nadie estaba armado. Kinsey advirtió: “Sólo tiene un camioncito de juguete. Un camioncito de juguete. Soy terapeuta conductual de un hogar social”. Le dispararon al terapeuta que ahora camina con bastón. El joven Ríos quedó traumatizado.

En septiembre, en la localidad de El Cajón, en San Diego, California, la policía asesinó a Alfred Olango, un hombre afroestadounidense desarmado, después de que su hermana llamara al 911 para informar que su hermano estaba teniendo una crisis mental.

Una semana antes, Keith Lamont Scott fue asesinado en condiciones similares. asesinado alrededor de las cuatro de la tarde cuando la policía llegó con una orden de arresto para un vecino del complejo de viviendas donde vivía. La policía aseguró que el afroestadounidense representaba una amenaza inminente para ellos. Le dispararon tres veces, una de ellas por la espalda. Después del homicidio, la hija de Scott les gritaba: “¡Él tiene una discapacidad! ¿Cómo les va a disparar a todos ustedes? ¡Él no tenía ninguna arma!”.

La esposa de Scott grabó el homicidio, suplicando que no le dispararan y advirtiendo que no estaba armado. Luego, los videos corporales de la policía desmintieron a la versión oficial. Sin embargo, los policías fueron absueltos.

No tiene derecho a la salud, pero sí a portar armas

Según la Oficina de Censo de los Estados Unidos, 43.1 millones de personas se encuentran en situación de pobreza. La desigualdad salarial entre blancos y afroamericanos en los Estados Unidos incrementó en el período de Barack Obama: Para el 2007, la media de ingreso de una familia blanca era de 58 mil dólares anuales y se redujo a 55 mil en 2013, en las familias no-blancas esta cifra disminuyó de 41 mil a 34 mil. La oficina del censo estadounidense también reconoce que por lo menos 29 millones de personas no tienen cobertura de seguro médico.

Es un país en el que usted no tiene acceso a la salud, pero sí a la compra libre de armas. Estados Unidos también ocupa el primer lugar en el mundo en términos del número de posesión privada de armas. Según reporta EFE, “el número de armas en posesión de los estadounidenses (319 millones de personas) no ha parado de crecer y, en 2012, los civiles tenían a su disposición 114 millones de pistolas, 110 millones de rifles y 86 millones de escopetas, según un informe del Servicio de Investigación del Congreso”. El informe anual de los Derechos Humanos en EEUU elaborado por China se estima que hubo 12.000 homicidios relacionados a la tenencia privada de armas.

Esclavitud Penitenciaria

Según un informe publicado en marzo del 2017 por The Sentencing Proyect, Estados Unidos es el líder mundial en el encarcelamiento con 2,2 millones de personas. En las últimas cuatro décadas se ha registrado un incremento del 500% de la población penitenciaria.

Desde los años 80, el número de privadas de libertad ha crecido un 50% más rápido que el de los hombres. Según el informe, son frecuentes los registros de denuncias de mujeres abusadas sexualmente, altas tasas de VIH y de abusos de sustancias.

Más del 60% de las personas en prisión son afrodescendientes: tienen casi seis veces más probabilidades de ser encarcelados que los hombres blancos.

Un estudio más profundo de la población penitenciaria por género, raza y etnicidad determinó que de cada 100 mil personas: 52 mujeres caucásicas, 103 mujeres afroestadounidenses (casi el doble) y 63 mujeres latinas están privadas de libertad. 457 hombres caucásicos, 2613 hombres afroestadounidenses y 1043 latinoamericanos se encuentran privados de libertad.

Las autoridades presionan para detener a los movimientos sociales antirracistas como Black Lives Matter. El mayor sindicato policial de Estados Unidos está presionando a la empresa Amazon para que deje de vender camisetas con frases alusivas a esta organización. Ya acciones similares han tenido éxito en Wallmart.

El Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ) administra la mayor población carcelaria de los Estados Unidos y la mayoría de las prisiones en comparación con cualquier estado.

También es el sistema carcelario más rentable: para 2014 amasaron 88.9 millones de dólares gracias al trabajo esclavo de los reclusos en jornadas que puede extenderse hasta 12 horas.

Jason Renard Walker denunció en una nota en internet que están obligados a trabajar gratuitamente:

“Si se niegan, reciben castigo discriminatorio y por lo tanto permanecen más tiempo en la cárcel.”

También de su trabajo depende el acceso a abogados y un copago anual de 100$ anuales por concepto de asistencia médica. Este sistema es manejado por las Industrias Correccionales de Texas y sus miembros son electos por el gobernador y todos ellos están vinculados a instituciones y a las personas más ricas y poderosas del Estado.

Prisión EEUU

¿Libertad de expresión? Para muestra un botón

7 de Febrero en la audiencia de confirmación del Senador Jeff Sessions como Procurador General, la senadora demócrata Elizabeth Warren fue silenciada. El senador Micht McConnell invocó una regla excepcional de 1902 para negarle el derecho de palabra. El pecado de Warren fue leer una carta de Coretta Scott King, viuda de Martin Luther King, escrita en 1986 para oponerse a la nominación de Sessions como juez federal por sus actos racistas como fiscal, entre ellos, la supresión de voto afroestadounidense en Alabama.

 

Anuncios

3 comentarios en “Situación de DDHH en EEUU: Informe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s