Cuando Facebook quiera venderte una guerra, haz click en la paz

Edward Snowden reveló una serie de documentos que demuestran cómo las agencias de inteligencia occidentales manipulan el discurso en línea con tácticas de engaño y destrucción de la reputación. Dejó al descubierto una unidad secreta de la inteligencia británica (Joint Threat Research Intelligence Group) cuyo propósito es la ejecución de operaciones psicológicas o de bandera falsa en la web.

Difundidos por la NBC News, los documentos evidenciaban operaciones contra activistas web y naciones calificadas como hostiles, específicamente contra el Ejército cibernético sirio.

NBC
Captura de la investigación de la NBC que demuestra operaciones de la inteligencia británica contra el Ejército Cibernético Sirio
Para conocer más sobre el uso de la Big Data en procesos electorales, te recomendamos leer: Zuckerberg ¿más peligroso que Trump?

Ya en 2012, el gobierno británico utilizaba las plataformas de Twitter y Facebook para el espionaje y estaba en capacidad de monitorear Youtube en tiempo real recolectando información de los perfiles de los usuarios que eran sometidos a análisis.

Un dato crucial: la inteligencia británica clasificaba los perfiles de usuarios apelando al método de análisis psicológico de OCEAN que tanta relevancia cobró después de que en las elecciones presidenciales de EEUU del 2016 se definiera como la joya de la corona de la manipulación de la percepción en redes sociales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alerta Sacha Lobo- en un artículo difundido por la Revista Nueva Sociedad- que en la web “la mentira propagandística ocupa un lugar con idénticos derechos que la noticia esclarecedora”. (Adjunto artículo Cómo influyen las redes sociales en las elecciones)

El 4 de diciembre del 2009 ocurrió una discreta revolución en Internet que cambió nuestra manera de consumir información para siempre: el blog oficial de Google anunció que las búsquedas en internet serían personalizadas y existiría una discriminación de los resultados en función de los intereses de los usuarios y esto, por supuesto, incluye a la política.

El cambio, publicitado como “un mejor servicio”, silencia a las voces disidentes de nuestro entorno ¿han notado que su Facebook les vincula mejor con aquellos amigos con los que comulga? La supuesta “revolución” de la personalización nos encierra en nuestro ombligo.

Un estudio publicado en la revista Science denominado “Exposición a noticias y opiniones ideológicamente diversas sobre Facebook”, determinó que el algoritmo de esta red social potencia la homofilia ideológica privilegiando contenidos afines al usuario.

De acuerdo con la investigación, de todos los enlaces vistos por las personas de tendencia liberales, “solo un 22% desafía su forma de pensar. Los conservadores miran en sus muros un 33% de noticias que no corresponden con su ideología”. Los usuarios son los principales censores de las informaciones que consumen: casi un 70 por ciento rechazó alguna publicación contradictoria a su manera de pensar.

Para la campaña a la presidencia de los EEUU en 2016, Trump desplegó su base de datos personalizada que fue denominada Project Alamo, abarcando perfiles de identidad de 220 millones de personas del país norteño que incluye información sobre la vida de estas personas dentro y fuera de la web. Esta base de datos es privada, le pertenece al Grupo Trump y sigue existiendo.

Citamos a Joel Winston:

“el equipo de operaciones digitales de Trump ejecutó encubiertamente una estrategia digital masiva de última generación usando anuncios de Facebook dirigidos a “desalentar” a los partidarios de Hillary Clinton de votar. La campaña Trump invirtió dinero y recursos en anuncios políticos en Facebook, Instagram, la Red de Audiencia de Facebook y socios de data-broker de Facebook.”

Tres grupos específicos fueron objetos de campaña para neutralizar a los simpatizantes de Clinton: liberales blancos idealistas, mujeres jóvenes y afroamericanos. La campaña de Trump pagó para superar la censura y desencantar al sector de votantes que Hillary heredó de Bernie Sanders con los correos de Wikileaks y el apoyo a la Asociación Transpacífica.

Las denuncias de agresiones sexuales contra Bill Clinton socavaron la credibilidad de la candidata entre mujeres y unas declaraciones en las que la demócrata acusó de “superdepredadores” a los afrodescendientes llegaron a desanimar a los votantes de ese grupo racial.

Crearon contenidos que eran entregados específicamente a los votantes demócratas afrodescendientes a través de los dark post de Facebook, que son publicaciones ocultas en tu página pero que puedes anunciar en las noticias del público al que realmente quieres hablarle.

Toda la estrategia fue confesada por el propio jefe de campaña digital de Trump, Brad Parscale, al portal de Bloomberg Businessweek.

En total se diseñaron 100 mil contenidos dirigidos a grupos determinados y se basaron en los servicios de publicidad que ofrece la plataforma de Facebook, es decir; la data que se utilizar para vender cualquier producto, incluso, la política.

“Los modelos estadísticos de Cambridge Analytica aislaron a los partidarios que Parscale bombardeó con anuncios en Facebook, mientras que la campaña compró listas de correo electrónico de grupos como Gingrich y Tea Party para prospectar a otros”.

Aunque Facebook es una poderosa herramienta para la publicidad y la propaganda política, lo cierto es que no es la única. Fernando Muñoz nos explica con un ejemplo sencillo:

“Navegar por internet es hacerlo por una calle en la que todos se quedan con una parte de tu vida. En cada “clic” se deja un rastro que dibuja a la perfección quién es el usuario o qué piensa; sus gustos, su ideología, si está casado y hasta cuándo se pone enfermo. Parecería que esos datos quedan en un limbo infinito…Y sin embargo hay alguien que gana miles de millones con esa información.”

Así llegamos a los “Data Broker”, también conocidos como corredores de datos. Hacen fortuna husmeando la vida de los navegantes sin que nos enteremos. Un informe de la Comisión Federal de Comercio reconoce que estas empresas “nunca interactúan con los consumidores, los consumidores son a menudo inconscientes de su existencia, y mucho menos la variedad de prácticas en las que participan”. Indican que estas compañías “recopilan datos de fuentes comerciales, gubernamentales y otras fuentes públicamente disponibles.”

El informe recomendó al Congreso de los Estados Unidos que se exigiera “a los intermediarios de datos que proporcionen a los consumidores acceso a sus datos, incluidos datos confidenciales sobre ellos” y que se les permita decidir si desean compartir su información o no.

Sin embargo, el Congreso elaboró otro informe en el que indicó que permanecerán vigilantes sobre esta nueva industria y que, teniendo en cuenta que existe información elemental sobre este tema, los consumidores deben esperar que sus datos sean colectados.

El modo en el que funcionan estas empresas contrarían al marco legal vigente en Venezuela. Según nuestra Constitución, toda “persona tiene derecho de acceder a la información y a los datos que sobre sí misma o sobre sus bienes consten en registros oficiales o privados” (Ver art. 28). También se garantiza el derecho a la vida privada y a la confidencialidad (ver art. 60). No obstante: ¿estamos realmente protegidos?.

Según una investigación realizada por Red58.org, “varias empresas venezolanas vinculadas a la oposición se han asociado con “data brokers” o “corredores de datos” en Internet para promover anuncios políticos en las redes sociales que estimulan a acciones violentas” en el país.

Una herramienta de monitoreo de internet denominada WooRank, permitió conocer que 32 sitios web de Venezuela utilizan los servicios web de Criteo que es una compañía de marketing especializada en comprar y vender datos para campañas de segmentación y personalización de alto impacto en las plataformas de redes sociales en 90 países. Facebook reconoce a esta empresa entre sus aliados comerciales.

criteo fab
Captura de las alianzas reconocidas por Facebook

Entre los clientes que compran información que los venezolanos vamos dejando en la web nos hallamos a Henri Ramos Allup, jefe de acción democrática.

hallup.png
Captura de las páginas que usan los servicios de Criteo en Venezuela. Fuente: Red58.org

Señalan los investigadores de Red58.org:

“¿Qué relación existe entre los “data brokers”, la abrumadora publicidad envenenada contra el gobierno venezolano y los enjambres de guarimberos que incendian y matan en las calles? Una pregunta que deberían contestar los expertos del marketing político opositor y sus laboratorios internacionales.”

En Facebook la campaña de promoción del terrorismo y la violencia se inocula con particular precisión. A partir del 1 de abril de este año -cuando se iniciaron las llamadas protestas en Venezuela, muchas de las cuales degeneran en acciones paramilitares- se activó la campaña denominada “Venezuela protesta” impulsada por un movimiento homónimo que, según Wikipedia, estaría vinculado a la ONG CEDICE financiada por el Departamento de Estado a través de la USAID y la NED.

cedice-movimiento vzla protesta.jpeg

El estudio de Red58.Org estima que un video colgado en la página Facebook de esta campaña se reproduce en 26 de cada 87 portadas de páginas creadas por usuarios en Venezuela.

video criteo.png

Cabe la pregunta: ¿están involucradas agencias de inteligencia extranjeras en estas operaciones de internet que son tan agresivas al desinformar y deformar la realidad venezolana y que han sido capaces de invisibilizar a un 89% de la población que rechaza una intervención militar extranjera, es decir: que quiere la paz?

Existe la construcción de una narrativa de la guerra que se está desplazando entre usuarios Facebook vulnerables, especialmente adolescentes y jóvenes. Esta gran maquinaria de la información puede enviar mensajes específicos no solo a grupos de edades, sino a usuarios en zonas geográficas determinadas, con mensajes especialmente diseñados para aquellos que pueden enceguecerse fácilmente al ser arrastrados por la desesperanza. La próxima vez que a través de tu Facebook quieran venderte una guerra, haz click en la Paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s