EEUU contra Venezuela: Frustraciones imperiales

El 27 de julio, Estados Unidos, después de informar sanciones a funcionarios venezolanos, ordenó la salida de los familiares de diplomáticos destacados en Venezuela. Resultó llamativo que el Departamento de Estado prohibió a sus funcionarios viajar a 50 millas de la frontera colombo-venezolana sin la aprobación necesaria. Los viajes nocturnos también fueron vetados.

Al día siguiente, un canal de TV en Miami llamado El Venezolano TV entrevistó a Eric Vergara, que fue presentado como un experto en seguridad nacional. Vergara indicó que se podría implementar una operación parecida  a la que ejecutaron en Irak para invadir a Venezuela.

Las 72 horas en Irak, se prolongaron durante 8 años y, aunque EEUU dice que la guerra finalizó, todavía participa de conflictos armados en la región.

Nos preguntamos si tales planes fueron parte de la conversación que ese mismo día Leopoldo López sostuvo vía telefónica con el Vicepresidente EEUU Mike Pence. Lo que sí trascendió fue que- con López como mensajero- se ratificaron las amenazas de sanciones contra el país si se efectuaban las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente.

El día de las elecciones, Nikki Haley, que es la embajadora de EEUU frente a la ONU, hizo un alto en su descanso dominical para asegurar que las “elecciones” de Maduro eran otro paso a la dictadura -es realmente innovadora una dictadura en elecciones- y que no aceptarán un gobierno ilegítimo.

Heather Nauert, portavoz del Departamento de Estado, destacó la actividad política pero no vinculante de la MUD conocida como Plesbicito. Indicó que se expresaron “millones de venezolanos” sin explicar que esa convocatoria se efectuó:

  1. Sin participación del poder electoral
  2. Con la tecnología de punta llamada papel y lápiz
  3. Tenemos registros de perros manifestando voluntad y
  4. Múltiples firmas por un solo elector.

Aseguró que EEUU tomará acciones firmes y rápidas contra los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente.

La izquierda ¿tocando los tobillos del imperio?

Lo cumplieron: el lunes 31, el Secretario del Tesoro  Steven T. Mnuchin aseguró que las elecciones “confirman que Maduro es un dictador que ignora la voluntad del pueblo venezolano. Al sancionar a Maduro, los Estados Unidos pone de manifiesto su oposición a las políticas de su régimen”.

El senador Marco Rubio, ofreció una entrevista al canal Fox News en el que aseguraba que “si EEUU no toma acciones contra Venezuela, pronto toda América será gobernada por la izquierda”:

“Ahora amenazan al gobierno de Honduras con un candidato de izquierda, El Salvador ya está a mitad de camino con su liderazgo actual. Nicaragua ya está en esa vía. Guatemala esta a punto de ser un estado fallido debido a los desafíos que enfrenta, todo esto empujando hacia México, que tiene una figura de centro izquierda chavista que se presentará a la presidencia dentro de un año. Y así rápidamente dentro de cuatro anos, si esto funciona en Venezuela, veremos que se extendió a Colombia, Honduras, Guatemala, ya está en Nicaragua, El Salvador, y finalmente México y de allí, directo a la frontera de EEUU”

Mientras el senador hablaba, el extremo derecho de la imagen, la televisora mostraba atentados y acciones terroristas cometidos por grupos de oposición auspiciados por el Gobierno de Estados Unidos. Esta información crucial para que el público estadounidense lograra una opinión equilibrada sobre lo que ocurre en Venezuela, fue deliberadamente ocultada.

Otro aspecto que no fue mencionado fue la calma y la paz que proporcionó la elección de la Asamblea Nacional Constituyente y ni la revocatoria de las medidas cautelares que beneficiaban a los agentes al servicio de Estados Unidos, López y Ledezma, recalentaron las barricadas.

Sanciones: Medallas de Honor

Michael Fitzpatrick, encargado para las relaciones con América Latina del departamento de Estado rompió el corazón de la MUD cuando aseguró:

 “No reconocemos necesariamente gobiernos paralelos o aparte. Respetamos el gobierno oficial de Venezuela y del presidente Maduro en este momento”

El día miércoles, el portal Wikileaks difundió una serie de documentos desclasificados de la Embajada de Estados Unidos en Venezuela cuyas fechas de emisión nos trashumaban varias décadas atrás.

El  telegrama determinaba la política y “los intereses básicos de EE.UU”, en nuestro país. Washington dejaba claro que su único interés se orientaba a lograr que “Venezuela siguiera suministrando una importante parte de sus importaciones de petróleo y mantuviera una posición moderada y responsable sobre el precio del petróleo en la OPEP”.

Julian Assange, redactó un tuit cargado de sarcasmo en el que decía no entender por qué Maduro no se apresuraba en redactar la Constitución de Arabia Saudita, con lo cual, el gobierno de Estados Unidos estaría muy contento con él.

Debemos recordar los esfuerzos que ha emprendido Estados Unidos para ocultar el papel clave que jugó Arabia Saudita en el atentado terrorista a las Torres Gemelas y todos los obstáculos que han debido sortear los familiares de las víctimas para demandar al Reino. Estados Unidos y Arabia Saudita se mantienen como socios de la agresión a Yemen y parece que no a Estados Unidos no se preocupa mucho la democracia de en aquel país que sólo en 2017 ha condenado a la pena de muerte a 66 opositores.

También Assange destacó las declaraciones de Rex Tillerson en las que el secretario de Estado amenazaba al Presidente Maduro con derrocarlo “si no se iba por su propia voluntad”.

Estas declaraciones respaldan las confesiones de Mike Pompeo, Jefe de la CIA, que hace pocos días confesó que sus agentes trabajan para derrocar al gobierno de Venezuela en contubernio con los gobiernos de Colombia y México.

El Vicepresidente también ofreció un discurso en el que justo después de describir amenazas terroristas como un cancer, establecía paralelismos con La ANC y decía que el pueblo venezolano merece democracia u libertad, como dijeron en Irak. No gracias, Mr Danger.

Lo que hemos descrito es una semana de relaciones entre Estados Unidos y Venezuela. Trump ha encendido sus lanzallamas en múltiples frentes simultáneos: deteriora cada día más sus relaciones con Rusia, con China e Irán. Detalles significativos: colocó como Jefe de Gabinete al ex Jefe del Comando Sur. Vientos de Guerra comienzan a soplar y más nos vale apagar pronto los fuegos del terrorismo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s